Hasta ahora la virgen: ¿cómo decirlo a su amante?

Hasta ahora la virgen como actuar Tienes 25, 30 o, tal vez, incluso más, y eres todavía la virgen. Y ahora, por fin, conoces al “príncipe” y estás lista para darle todo. Pero el miedo previene: ¿cómo lo percibe? Y lo más importante: ¿cómo tratas tú misma esto? ¡Vamos a entenderlo!

¿La virginidad es una dignidad o un agobio?

En la sociedad, la virginidad es un símbolo de castidad, pureza, y para los hombres es “suerte”, una oportunidad para afirmarse, sentirse ni siquiera un príncipe, sino como un rey. ¡Y todo gracias al hecho de que él fue el primero! Sin embargo, esta actitud no es permanente. La misma virgen al celebrar 25-26 años, se convierte en una marisabida. Y su posición ya no es admirable, sino que provoca sospechas, muchas preguntas y conjeturas desagradables de los demás. ¿Vale la pena creer en su opinión y probar el título de la solterona (leer: “bienes, no aptos para el uso”)? ¿O es mejor mandar a freír espárragos a todos y pasar por la vida con la cabeza alta?

La edad añade sus correctivos en la vida femenina. Las mujeres en la edad avanzada pueden sentir problemas en las relaciones sexuales debido a libido débil. El debilitamiento de libido se refleja en la falta del deseo sexual y la incapacidad de alcanzar el orgasmo. Lovegra es el medicamento de la nueva generación que aumenta libido femenina en cualquier período de la vida femenina. Lovegra despierta el deseo sexual y permite gozar de los orgasmos hasta 4-6 horas. Es fácil comprar Lovegra en nuestra farmacia en línea.

¿Vale la pena decirlo al hombre?

Por supuesto, tienes que decirlo. ¿Por qué? Bueno, al menos para que tu primera experiencia no se convierta en tortura, sino que una agradable inmersión en el mundo del amor, la ternura y la pasión. ¿Cuando decir? Definitivamente no en la primera o incluso en la quinta fecha.

Primero, decidiste a ti misma cuántas veces necesitas verle antes de la intimidad física. Es decir, el tiempo para descubrir al hombre, relajarse y confiar en él. ¿Cinco, diez o más? No tienes que tener prisa ni esforzarse, pero tampoco necesitas jugar a la niña mimosa. Puedan tomar las manos, abrazar, besar y acaricia, sin llevar a la intimidad física. Esto es normal. Solo explíquele que necesitas tiempo para acostumbrarse, sentirlo, confiar. Lo que tambien quieres tener las relaciones sexuales, que todo será, solo un poco más tarde. Lo que es importante para ti es que él no te apura.

El momento de la verdad

En segundo lugar, no se apresure a tirar todos los detalles de su vida para un hombre. Incluso si considera que la virginidad es una desventaja, esta no es una excusa para informar al respecto de inmediato. Permita que él primeramente te sienta algo más que pasión, que invierta en su relación, tiempo y recursos, que sienta y se dé cuenta del deseo de estar cerca, no solo por el bien de la intimidad física de una sola vez. Y luego, cuando te encuentras para la primera intimidad en un hotel o en su casa, en la etapa de preludio, puedes, en vergüenza, contar todo.

Con el tiempo las mujeres pueden enfrentarse con los problemas de libido y sufrir de la falta del deseo sexual y la incapacidad de alcanzar el orgasmo. Lovegra es el medicamento elaborado para libido femenina. Lovegra efectivamente aumenta libido, despierta el deseo sexual y ayuda alcanzar el orgasmo sin problemas. Lovegra asegura el efecto deseado hasta 4-6 horas. Cada mujer puede comprar Lovegra en nuestra farmacia en línea.

¿De qué manera decirlo?

Hable en voz baja, preocupándose, con vergüenza, expresando sus sentimientos. Pero no de inmediato, cuando entras en la habitación o cuando bebes una copa de vino, venga a los besos y caricias preliminares. Aproximadamente así: “Antes de que todo ocurra, tengo que decirte algo. Estoy muy preocupada, incluso tengo miedo un poco, necesito tu apoyo y ayuda. Nunca he tenido intimidad física con un hombre. Quiero que seas el primero. Ayúdame, por favor, que todo haya ido suavemente y que se convierta en algo especial”. Respuestas a las preguntas: “No sé por qué, supongo que estaba esperando”, “A quién le importa, estamos juntos, es nuestra noche”, “Bésame aquí, eres tan genial”. Y así sucesivamente.